Saltar al contenido

Terapia energética

terapia energética cristina amor bodega

 

Mi primer contacto con la energía de una manera consciente fue cuando Reiki entró en mi vida en el año 2000 de la mano de mi psicóloga y posteriormente mi maestra de Reiki y amiga, Salvadora Molina, la que con un par de sesiones de Reiki y psicoterapia me hizo empezar a ver las cosas de otra manera.

Pero como todos tendemos a seguir esas pautas de comportamiento adquiridas de pequeños y tan difíciles de cambiar, sobre todo yo que soy ¡un poco cabezota!, al cabo de 4 años tuve una fuerte depresión, que fue la que me llevó a realizar mi primer curso de Reiki. 

Desde el 13 de marzo de 2004 que fue cuando recibí mi primera iniciación, Reiki se convirtió en un gran pilar en nuestras vidas, y digo nuestras, porque todos los miembros de mi familia se iniciaron en Reiki.

Aunque actualmente no uso Reiki a nivel terapeútico y he dejado de hacer los cursos que he realizado durante más de 10 años de mi vida, sólo puedo agradecer que Reiki entrase en mi vida y me abriese un mundo nuevo, donde no todo es como nos lo cuentan. A nivel sanitario he podido comprobar el tema energético suele quedar relegado para diagnóstico, pero no para ayudar a sanar a las personas, que es lo que yo descubrí con Reiki.

La terapia energética que realizo actualmente es muy parecida a Reiki, en el sentido que se trata de equilibrar la energía a través de las manos, ya sea por contacto directo o manteniendo una cierta distancia. Yo no veo la energía, pero si soy capaz de percibirla y sentirla para poder equilibrarla.

También se puede hacer el tratamiento a distancia, pero, por supuesto, aquí no se trata de usar símbolos como con Reiki, sino de generar una conexión con la persona que me permite sentir su energía.

En ocasiones, el cuerpo de la persona me lleva a realizar una serie de movimientos suaves que sirven también para armonizar y equilibrar la energía, pero no al mismo nivel que un masaje terapeútico.

En las sesiones de terapia energética no es necesario quitarse la ropa, se puede hacer completamente vestido, tumbado en una camilla preferiblemente.

Generalmente, en las sesiones que realizo suelo combinar diferentes terapias, que también trabajan a nivel energético y que puedes ir viendo en mi web.

Energia Cristina Amor
Apúntate al NewsletterInscríbete y recibirás artículos, vídeos e información de las próximas actividades (cursos, charlas...) ¡Gracias!