Reflexología Podal

masaje pies cristina amor bodega
Mi primer contacto con los pies comenzó con la Técnica Metamórfica de la mano de mi hermana Laura. Fue ahí donde me reconcilié con los pies, ya que nunca me habían atraído lo más mínimo. 
 
Y unos años más tarde decidí iniciarme en el mundo de la Reflexología Podal de la mano de una gran profesional, Ana Gil. Aquí fue donde se esfumaron por completo todos mis prejuicios con los pies y empecé a valorarlos y quererlos como una parte importantísima de nuestro cuerpo. 
 

¿Qué es la Reflexología Podal? 

 
La Reflexología Podal se basa en la premisa de que los órganos vitales de nuestro cuerpo se reflejan en distintas zonas del pie. 
Estas zonas reflejan la energía del cuerpo y los bloqueos de esta energía en el cuerpo se reflejan a través de bultos o protuberancias en el pie. Aplicar presión enfocada a estos puntos reflejos situados en el pie puede estimular el área correspondiente, y con ello eliminar los bloqueos energéticos en el cuerpo. 
 
Los beneficios de una sesión de reflexología podal son múltiples – la calma y serenidad, la mejora de la circulación, aumento de la energía y las emociones equilibradas entre muchos otros. Y por supuesto el alivio de diversos dolores aplicando presión en la zona refleja del pie. 
 
La reflexología podal se ha practicado durante miles de años en lugares como la India, China y Egipto. En la antigüedad, ya se estimulaba los reflejos naturalmente por caminar descalzo sobre rocas, piedras y tierra áspera. En el mundo moderno de hoy, hemos perdido gran parte en el mantenimiento entre un equilibrio sano y la naturaleza. La reflexología ayuda a restaurar el equilibrio y promover la salud física y la vitalidad. 

¿En qué consiste una sesión? 

 
En una sesión de Reflexología podal dejaremos nuestros pies desnudos y utilizaré una crema casera hecha por mí con productos 100 % naturales a base de aceite de oliva virgen extra, cera de abejas y aceite esencial de lavanda principalmente.
 
Comenzaré con la movilización y calentamiento de ambos pies, así como un estudio de cada uno de ellos, ya que sólo con la observación se puede obtener mucha información de como se encuentra la persona tanto a nivel físico, como emocional y mental. 

Luego continuaré con el masaje propiamente dicho, comenzando con el pie izquierdo para seguir luego con el pie derecho, manteniendo en todo momento una estrecha comunicación con el paciente para ir trabajando en profundidad cada problema que se plantee al ir masajeando ambos pies. 

Al final se acabará con unos movimientos energéticos en ambos pies para integrar todo el trabajo realizado. 

masaje reflexologia podal cristina amor bodega